Twitter icon
Facebook icon

CONCURSO "UNA BANDERA PARA MI PUEBLO" - DEVOLUCIÓN DEL JURADO

Alumnos de 5º año de la EES Nº1 de General Guido, junto a su profesora Belén Capitán presentan oportunamente una inquietud al HCD en el marco del uso de la “Banca Ciudadana”, donde manifiestan su intención de generar un proyecto colectivo y participativo para la creación de la Bandera Distrital. Es así que surge la propuesta “Una Bandera para Mi Pueblo”, cuyo propósito principal es la creación de una bandera para el Distrito de General Guido, que se suma al proyecto presentado por la Municipalidad de General Guido a través de su Dirección de Cultura en el año 2015.

De acuerdo con lo establecido por el Honorable Concejo Deliberante en su Ordenanza N° 16/2018 y Anexo 1 de la misma, el jurado elegido para efectuar la preselección de los trabajos presentados y destinados a la creación de una bandera para el Distrito de General Guido se reunió el día 19 de Octubre de 2.018 (tal lo pautado en Cronograma de Actividades N° 3 - Calificación de Trabajos, anexo citado).-

De este modo expresa de forma tácita que la creación de una bandera es parte de un proceso de diseño ligado, de modo indisoluble, con aspectos de la identidad local. Asimismo, habla de la ausencia de este símbolo, por lo que nos vemos obligados a comprender dos términos que resultan centrales en el tema: por un lado, establecer una definición operativa de lo que entendemos por identidad, y por otro, explicar de qué hablamos cuando nos referimos a un símbolo.

Asumimos entonces que la identidad consiste en un conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás. Sin embargo, cuando intentamos una definición para el término símbolo, el tema resulta más complejo. Si bien puede tratarse de una abreviación de carácter científico-técnico que en general es fijada por instituciones de normalización, resulta difícil de definir cuando se trata de aspectos o características locales referidos a la historia, cultura, economía, naturaleza. Esto, debido -en parte- a que no contamos con una distancia temporal o geográfica que facilite la síntesis necesaria para poder llevar adelante el proceso de identificar esos rasgos que resultan  socialmente identitarios, a los que podríamos construir y/o constituir como símbolos, teniendo siempre presente que se trata de un proceso de construcción.

Entendemos, por lo tanto, que este concurso resulta de un valor superlativo dado que se pone en marcha este proceso de individualización de elementos de identidad y de construcción de símbolos propios que, a la vista de los trabajos presentados, da cuenta de lo construido hasta el presente, pero también de lo que en términos de representatividad falta avanzar.

En las bases del concurso se hace referencia a que la Bandera Distrital deberá rescatar y plasmar artísticamente la realidad costumbrista, histórica, cultural, socio económico y geográfico del distrito de General Guido, y entre los contenidos sugeridos, se propone tener en cuenta: historia, geografía, personajes históricos, costumbres, tradiciones, biodiversidad y otros de todo el Distrito de General Guido.

En una gran cantidad de trabajos aparece la planta del partido, la abstracción de sus dimensiones y límites, es decir, un dibujo que simboliza su extensión territorial. Otros elementos que se reiteran son la Laguna El Mirador, El Arroyo Chelforó, el ganado vacuno y equino, girasoles, maíz, antifaces, la silueta del General Guido, el color celeste como representación del cielo, o haciendo alusión a la insignia patria, entre otros.

Muchas veces se le otorga a los colores una interpretación que puede resultar evidente para el diseñador, pero cuya lectura resulta dificultosa para el observador. No figuran, en general, alusiones a la historia local, sino que la identificación se presenta con mayor claridad en los aspectos geográficos (laguna y arroyo), y socio-económico (fiestas, actividad rural).

Resumir en una imagen los conceptos reseñados de forma que resulten en un pabellón representativo del partido, lograr una síntesis, primero de lo que resulta simbólico para un porcentaje importante de la población, y luego construir ese símbolo que además deberá formar parte de una composición mayor, la bandera, no es una tarea sencilla. Puede que encontremos argumentaciones muy bien sustentadas desde un punto de vista teórico, pero si eso no se refleja en el diseño, entonces éste no estará cumpliendo con el objetivo planteado en el concurso.

Después de un prolongado análisis e intercambio de opiniones sobre el diseño y contenido de los mismos, -existiendo unidad de criterios-, se decidió agradecer a todos los participantes por el esfuerzo puesto de manifiesto y considerando que estamos frente a la creación de un símbolo de nuestro Partido de General Guido, cuyo marco amplio está debidamente clarificado en la disposición que llama al concurso de ideas y diseños, no existe un término perentorio para su creación (Téngase presente que ya existió otra convocatoria)

Por lo tanto, y en virtud de lo manifestado, se considera entonces:

1.- Declarar el concurso desierto por no reunir ninguno de los trabajos aspectos que este jurado considerara representativos

2.- Tomar como altamente positivo el trabajo realizado por organizadores y participantes, y considerar esta experiencia como una práctica democrática que nos ayuda a construir en forma comunitaria una identidad propia y nos brinda elementos para evaluar cuáles son los elementos que los participantes proponen como representativos.

3.- Elaborar en el futuro próximo un concurso de ideas para la elaboración de la bandera distrital en el que se convoque para la elaboración a profesionales del diseño, entre otros, y dada la dificultad que representa el diseño de una insignia, someter al/los trabajos ganadores a la pericia de un profesional en la materia para que de forma definitiva al pabellón.

4.- Destacar la importante cantidad de proyectos presentados y alentar a sus autores para que continúen acercando ideas en los concursos futuros que se convoquen, porque existen en ellos varias que merecen ser incluidas, aunque en esta oportunidad tal vez no fueran complementadas debidamente dentro del conjunto de cada proyecto

5.-  Señalar que el criterio básico de este jurado fue preseleccionar trabajos que debían reflejar en su diseño y contenido las características indispensables de un símbolo, es decir "una imagen de fácil percepción a través de los sentidos que represente la idea real y/o abstracta que evoca y/o pretende afianzar entre los habitantes de este Distrito" (Considerando primero de la ordenanza convocante),

6.- Recordar la importancia del trabajo a preseleccionar, el cual no sólo debe reflejar sintéticamente los principios fijados en el último considerando de la Ordenanza N° 16/2018, sino que también debe tener perdurabilidad en el tiempo ("....para nuestra posteridad...", Preámbulo de la Constitución Nacional, primera base legal del Anexo 1);

7.- Sugerir un amplio recorrido en el tiempo analizando los Objetivos establecidos en el Anexo 1 de la Ordenanza, -fundamentalmente el segundo-, sin perder de vista que a la fecha nuestro Partido tiene 179 años de existencia (Fue creado por un Decreto de Juan Manuel de Rosas del año 1.839), habiendo sido habitado por varias generaciones hasta la fecha y seguramente por varias más en el futuro, de allí surge la visión intelectual amplia que deberán tener los autores de proyectos para poder sintetizar la imagen simbólica que se pretende conseguir.-

 

A todos, muchas gracias por sumarse de manera activa y creativa a este proceso de trabajo, que sin dudas, nos llevará un intenso trayecto de construcción colectiva que da cuenta del compromiso ciudadano de todos y cada uno de ustedes.

 

Imágenes: 
Términos y condiciones de uso (Abre en ventana nueva)